Procedimiento Laparoscópico

 

Procedimiento Laparoscópico es un método de invasión mínima que se realiza a través de pequeñas incisiones (entre 5 y 15 mm) en las cuales se introduce instrumental para uso del cirujano, así como un lente óptico que permite la visión de la cavidad abdominal y lo proyecta a un monitor de alta resolución.

Esta técnica evita los grandes cortes del bisturí requeridos por la cirugía abierta o convencional y por tanto hacen posible una recuperación más rápida y confortable.

Casi todas las cirugías abdominales son posibles a través de laparoscopia, algunos ejemplos de las más frecuentes son: cirugía de obesidad, colecistectomía, apendicectomía, hemicolectomía, hernias, etc.