Obesidad y Diabetes

 

Las personas obesas desarrollan una resistencia a la insulina, substancia que regula el azúcar en la sangre. Esto condiciona que los niveles de azúcar sean elevados, lo que trae como resultado a largo plazo muchos problemas de salud, principalmente de los ojos, riñones, vasos sanguíneos y nervios.

En México existen alrededor de 8 millones de personas con Diabetes Mellitus tipo 2 (DM2). Tanto en nuestro país como en muchos otros países del mundo el principal factor de riesgo para morir y la principal causa de muerte es la DM2. Esto significa un problema de salud mundial.

Existen muchos tipos o escalones de tratamiento de la DM2 como son la dieta y el ejercicio, los medicamentos, la insulina inyectada y las bombas de insulina.

A pesar de todas estas alternativas y del esfuerzo tanto de los médicos como de los pacientes, solo el 7 % de todos los diabéticos logran un control adecuado de su enfermedad, por lo tanto 93 % de ellos NO están en control, lo que condiciona que aparezcan más rápida y frecuentemente las complicaciones de esta enfermedad como son: la retinopatía diabética (que condiciona ceguera), insuficiencia renal crónica, enfermedad vascular periférica (que condiciona infartos al corazón, infartos cerebrales) y trastornos en los nervios (que provocan alteraciones en la sensibilidad y amputaciones).

El riesgo de muerte en pacientes obesos con diabetes es de cinco a siete veces mayor que en pacientes no obesos.

 

¿CÓMO PUEDE UNA CIRUGÍA PARA OBESIDAD CONTROLAR MI DIABETES?

Sorprendentemente desde los años 50’s surgieron reportes de que algunos pacientes con diabetes mejoraban después de practicarles cirugía de derivación gástrica, sin embargo no fue hasta 1995 cuando se publicó un reporte que involucra a más de 600 pacientes, entre los cuales el 83 % de los diabéticos dejaron de tener los niveles de glucosa elevados aún sin tomar medicamentos.

A este reporte le han seguido muchos más en los cuales se demuestra que los procedimientos para cirugía de obesidad son el tratamiento más efectivo para controlar la Diabetes Mellitus tipo2.

Aproximadamente el 80 % de los pacientes diabéticos son obesos. La diabetes generalmente se resuelve a los pocos días o semanas después de la cirugía, mucho antes de que ocurra la pérdida completa del exceso de peso
Los estudios hasta ahora han demostrado la reducción de las comorbilidades hasta en un 96 % de los casos. En casos de pacientes diabéticos obesos, tratados con bypass gástrico, la resolución de la diabetes ocurre en el 84 % de los pacientes los primeros días del postoperatorio. Entendiendo como resolución la desaparición de todos los síntomas y signos de la enfermedad. La mayoría de ellos suspenden medicamentos para la diabetes antes de un mes de post-operatorio.

Lo anterior ha llevado a cambiar el nombre de las asociaciones mundiales y de los procedimientos de únicamente cirugía de obesidad o bariátrica a cirugía metabólica o cirugía para diabetes.

Inclusive la American Diabetes Association en su publicación de lineamientos de 2009 establece que deberá considerarse un procedimiento de cirugía de obesidad en pacientes con Diabetes Mellitus tipo 2 que sean de difícil manejo y que tengan un IMC mayor de 35 Kg/m2.
En el último reporte mundial que incluye miles de pacientes se establecen los siguientes resultados con respecto a la cirugía de obesidad y diabetes:

Resolución de la Diabetes tipo 2. (niveles de glucosa normal sin medicamentos).

  • Procedimientos en general: 74.6 %
  • Banda gástrica 58.3 %
  • Bypass gástrico 84 %
  • DBP – SD 95.9 %

Mejoría (mejoría en los niveles de glucosa y disminución en el número de medicamentos y dosis requeridas por día)

  • Procedimientos en general: 86 %
  • Banda gástrica 80.8 %
  • Bypass gástrico. 93.2 %
  • DBP – SD 76.4 %

Los pacientes diabéticos sometidos a un procedimiento quirúrgico derivativo (bypass gástrico o derivación biliopancreática) tienen resolución de la DM2 antes de salir del hospital o en los primeros días o semanas después del procedimiento.

En la actualidad un candidato ideal para cirugía metabolica es aquel que tenga un IMC igual o mayor a 35 Kg/m2 con diagnostico reciente de DM2.

Si usted se encuentra en esa situación debe considerar que el controlar de manera definitiva la diabetes mellitus significa una reducción en la posibilidad de morir de alrededor del 90 %.

No dude en comunicarse con nosotros para aclarar cualquier duda y verificar si usted es candidato a algún procedimiento quirúrgico.