Cirugía para bajar de peso

 

¿Por qué cirugía para bajar de peso?

 

La cirugía bariátrica ha demostrado ser el único método que ha conseguido a largo plazo el mantenimiento del peso perdido y la resolución de las enfermedades asociadas, con una marcada mejoría en la calidad de vida, interacción social, bienestar psicológico, oportunidades de trabajo y condiciones económicas.

Existe una considerable desinformación en relación a la cirugía de obesidad. En principio de cuentas la cirugía de obesidad no debe considerarse una cirugía estética. La cirugía estética (o plástica) tiene procedimientos bien descritos como lo son la abdominoplastía (retiro de piel y grasa del abdomen) y la liposucción (aspiración de grasa debajo de la piel). Estos procedimientos tienen como objetivo remodelar la silueta del cuerpo y por ningún motivo tienen como finalidad la reducción de peso ni el control de las enfermedades asociadas a la obesidad.

La cirugía de obesidad (bariátrica) no es algo nuevo, de hecho se practica desde hace más de 60 años y surgió tras la observación de pérdida de peso en pacientes sometidos a resecciones intestinales y reconfiguraciones del tubo digestivo. La primera cirugía realizada con el propósito exclusivo de pérdida de peso fue en 1952 por el Dr. Henriksson en Suecia. Han pasado décadas de estudios, evaluación de resultados y desarrollo de nuevas técnicas, más efectivas y más seguras. En la actualidad se realizan cientos de miles de cirugías para obesidad en el mundo. En el último año Estados Unidos reporto 200 mil cirugías; en México se realizaron apenas 13 mil.